Pilates personalizado para el dolor de espalda

¿Por qué elegir nuestro servicio de Pilates personalizado?

El método Pilates fue el precursor del entrenamiento personal dedicado a la readaptación de lesiones. Hoy en día, se ha desvirtuado la propia esencia de la metodología, pero todavía hay quién ahonda en su filosofía inicial tratando de conservarla para que la eficacia real del Pilates no desaparezca.

Los elementos diferenciadores que hacen especial nuestro servicio son:

Objetivos del servicio

¿Sufres dolor de espalda, hernias discales, dolor de hombro o cualquier otro dolor derivado de un desequilibrio muscular?

El objetivo de este servicio es abordar tu dolor de espalda u hombro y aumentar el intervalo de tiempo entre las crisis de dolor, mediante la prescripción de ejercicio terapéutico personalizado basado en el método Pilates.

 Los ejercicios que programaremos estratégicamente para ti, se ajustarán a tus capacidades físicas y se centrarán en el abordaje de tus dolores y objetivos, permitiéndote recuperar el bienestar en tu día a día.

Valoración inicial de tu postura gratuita

Valoraremos tu postura sin ningún coste ni compromiso, con el propósito de detectar posibles desequilibrios musculares o diferentes problemáticas relacionadas con tu postura que puedan estar ocasionándote dolor de espalda o de hombro.

Esta información nos permitirá profundizar en tu historia y en tu situación actual, teniendo en cuenta las diferentes dimensiones que intervienen en el dolor y en su mantenimiento. Así, lograremos elaborar un programa de Pilates totalmente personalizado, cuyo objetivo sea que alcances tu bienestar y recuperes tu cotidianidad.

Personalización

Todos somos individuos excepcionales, con cualidades y características diferentes que nos convierten en seres únicos. Por ello, aunque dos personas tengan en común una misma región dolorosa, el origen del dolor entre una y otra puede ser totalmente distinto.

Por tanto, lo que puede ser beneficioso para una persona, puede ser perjudicial para otra. Por ejemplo, una persona con dolor cervical por una rectificación cervical no necesita realizar los mismos ejercicios que otra persona (también con dolor cervical) cuyo dolor se debe a una hernia discal a causa de un exceso de lordosis cervical. Por lo tanto, para reducir el dolor es beneficiosa la práctica de Pilates, pero siempre con una estrategia personalizada previa.

Emplea únicamente de 15 a 20 minutos diarios

Gracias a la individualización del programa de ejercicio terapéutico que diseñaremos para ti, priorizaremos los ejercicios que te ayuden a recuperar tu bienestar y prescindiremos de aquellos que no resulten terapéuticos para tu problemática. Así, podrás realizar tus rutinas diarias en un intervalo de 15 a 20 minutos, pudiendo integrar tu cuidado corporal con el ritmo de tu día a día y evitando rodeos e inversiones de tiempo improductivas.

Esta fuga de tiempo puede darse en clases colectivas de Pilates, que, aún ofreciéndote los beneficios de esta práctica, no van exclusivamente orientadas a tu situación en particular o a tus características individuales.

Practica en casa

Queremos acompañarte hacia el origen de tu dolor y enseñarte cómo abordarlo desde la comodidad de tu propio hogar, siempre con total seguridad y profesionalidad. Evitarás desplazamientos y distractores molestos, pudiendo focalizar tu atención en la ejecución de los ejercicios, así como en tu recuperación.

Estaremos contigo en cada momento del proceso y llevaremos a cabo revisiones periódicas para poder apreciar todos tus avances y así, ajustar la carga de trabajo para seguir avanzando.

Programa online grabado en video

Diseñaremos para ti un programa de ejercicio terapéutico personalizado en vídeo en el que te presentaremos los ejercicios a realizar y su correcta ejecución. Podrás visualizarlos, en cualquier momento, desde tu teléfono móvil u ordenador y realizarlos correctamente por tu cuenta a lo largo de la semana, invirtiendo únicamente de 15 a 20 minutos diarios y desde la comodidad de tu hogar. 

Te invitamos a leer las ventajas de nuestros servicios online.

Queremos que te sientas mejor

¿Qué áreas trabajaremos para conseguirlo?

Valoración inicial de tu postura

Evaluaremos tu postura de manera puramente telemática y sin la necesidad de que te desplaces, con la ayuda de software sofisticado y exclusivo para esta práctica. De esta manera, podremos detectar y cuantificar las anomalías encontradas, comparándolas con valores normativos y organizando una estrategia de trabajo personalizado que consiga dar solución al problema.

La evaluación y el tratamiento personalizado de los problemas relacionados con la postura se basan en detectar precozmente posibles desalineamientos con el fin de evitar que dicha discordancia provoque un estrés y una tensión innecesaria en tu cuerpo, lo que terminaría por afectar de forma, directa o indirecta, a las diferentes estructuras de tu aparato locomotor.

Esta disarmonía se hará notar en forma de dolor de espalda, hernias de discodolor cervical, dolor de hombro, falta de soltura, pérdida de autonomía y una sensación de apatía constante.

Cuando se trata de dolor de espalda o de cualquier dolor mantenido en el tiempo, generalmente tendemos a pensar que el origen de ese dolor proviene de un daño localizado en el mismo lugar en el que se manifiesta. Una creencia muy extendida, pero errada en la mayoría de ocasiones.

Cuando existen asimetrías notables en nuestro cuerpo, serán estas las que alteren el correcto funcionamiento de las diferentes estructuras del resto del cuerpo. Pudiendo ser una alteración en tu arco plantar el desencadenante u origen de una perturbación en el correcto alineamiento de tu espalda, o una modificación en la disposición de tu pelvis el detonante de tu dolor cervical.

Desequilibrios musculares

Una de las principales causas subyacentes al dolor muscular son los desequilibrios musculares, que podemos definir como una descompensación muscular superior a lo normal, que, como hemos dicho anteriormente, altera nuestra postura, dando lugar a dolores y limitaciones.

Nuestros músculos nunca trabajan solos o aislados, actúan en forma de grupos musculares que se solidarizan entre ellos para conseguir sus objetivos. Todo esto es lo que comúnmente llamamos cadenas musculares, un conjunto de músculos que colaboran unos con otros para permitir un movimiento.

Los malos hábitos de nuestro día a día pueden ir dando cabida a estos desequilibrios y, a su vez, al acortamiento de una o varias cadenas musculares, generando desalineamientos en nuestra estructura corporal. Por ejemplo, si levantamos peso de un modo inadecuado o mantenemos día tras día ciertas posturas dañinas, podemos estar alterando el equilibrio de fuerzas que se da en nuestro cuerpo, lo que da lugar a que unos músculos se acorten en exceso y otros se alarguen, siendo esto lo que nos genera dolor de espalda o dolor de hombro.

Trabajar sobre estas descompensaciones musculares, como hacemos en el servicio de Pilates para el dolor de espalda y hombro, nos interesa a todos, debido al estilo de vida que llevamos (sedentarismo y posturas poco saludables facilitadas por el trabajo y el uso de la tecnología) y nos asegura una mejor calidad en nuestros movimientos, una prevención frente a posibles hernias discales, una reducción significativa del dolor ocasionado, así como, una postura visualmente más armónica.

Control postural

Si nuestra musculatura no es capaz de estabilizar a nuestro cuerpo, los responsables pasan a ser las estructuras óseas y entonces, el estrés causado puede conllevar lesiones articulares.

Una postura eficiente es aquella que requiere el mínimo gasto energético, gracias a la alineación armoniosa de nuestro centro gravitatorio, dejando a tus articulaciones un mínimo de carga y un correcto equilibrio de cada una de las cadenas musculares.

Sin embargo, cuando prolongamos en el tiempo una postura desfavorable para este equilibrio, nuestro cuerpo crea una serie de compensaciones para sobrellevar la tensión y desajuste al que se ve sometido, pudiendo moverse, pero desde la limitación, el malestar y el dolor. Esto se debe a que una postura poco saludable inhibe tu musculatura profunda para generar acortamientos en ciertos grupos musculares (desequilibrios musculares), lo que, a su vez, empuja a una mayor exigencia a los músculos colaboradores, sobretonificándolos, fatigándolos y bloqueándolos de la misma manera.

Esta serie de acortamientos que se van encadenando, necesitan una gran fuente de energía que los alimente y que nos permita sostenerlos en el tiempo, debido al sobreesfuerzo ocasionado por el desequilibrio postural, lo que supone una fuga de nuestra energía y vitalidad.

Asimismo, esta pesada cadena se traduce en una pérdida de la naturalidad de nuestro movimiento, de la movilidad articular, de la capacidad de adaptación al entorno, así como de nuestra habilidad para expresarnos y relacionarnos a través de nuestro cuerpo, aspectos fundamentales para un estado emocional positivo, creativo y capaz de afrontar la realidad.

Movilidad articular

Una articulación funciona como elemento conector entre dos huesos, con el fin de dotarlos de movimiento y estabilidad, gracias, entre otros, al tejido conectivo fibroso. El rango total de movimiento de una articulación nos da información sobre nuestra capacidad funcional y sobre la amplitud y posibilidades de nuestro cuerpo.

Debido a que existen articulaciones principalmente móviles o estables y a que ligamentos, tendones y articulaciones, en general, no progresan a la misma velocidad que nuestros músculos, estos últimos pueden llegar a jugarnos una mala pasada, dificultando el correcto funcionamiento de la articulación, obstaculizando o creando pinzamientos entre cavidades óseas, dando lugar a desgastes estructurales y desembocando todo ello, en la aparición de dolores. Por esta razón, es necesario tanto un equilibrio entre el progreso muscular y articular, como una diferenciación a la hora de trabajar con articulaciones móviles o estables.

No implementar ejercicios de movilidad articular en nuestros entrenamientos limitará tanto nuestro rango articular como nuestro movimiento natural, dando luz verde a que otras articulaciones “estables” tomen el relevo y colaboren para poder cumplir con el rango que las primeras articulaciones “móviles” no pudieron completar por sí solas, alterando la orquesta con la que funciona nuestro cuerpo y aumentando el riesgo de padecer una  lesión, dolor de espalda, hernia discal o dolor de hombro.

Realizar Pilates personalizado para el dolor de espalda y hombro te invita a trabajar en la mejora de estos rangos, que con el paso del tiempo tienden al acortamiento y a la rigidez, nos dota de una mayor autonomía, calidad de vida y facilita una reducción notable del dolor muscular.

Consciencia corporal

La consciencia corporal es la capacidad de reconocer dónde está situada una parte de tu cuerpo en el espacio. Tu musculatura, articulaciones y terminaciones nerviosas envían información a tu cerebro sobre dónde se encuentra exactamente una parte de tu cuerpo, para que puedas tener una referencia dimensional.

Es la relación que tienes con tu propio cuerpo. La conexión que te permite expresarte con él a través del movimiento y de la postura, desde la comprensión, el entendimiento y la certeza.

Cuando gozamos de una buena consciencia corporal, nuestro cuerpo fluye con el entorno, se mueve de manera coordinada y libre. La baja presencia de esta facultad es una causa tan común, como poco conocida, del desarrollo de diferentes patologías que terminan por generar un estrés adicional a tus articulaciones durante el movimiento y por ende, la aparición de hernias de disco, dolor de espalda o de cualquier otra articulación.

Una consciencia corporal insuficiente hará que te muevas desde la limitación, la falta de control, la falta de habilidad, y esto, a fin de cuentas, repercutirá sobre las diferentes estructuras de tu cuerpo.

Algunos de los beneficios que te aporta tener una buena consciencia corporal son:

  • Mejor manejo del dolor
  • Mayor bienestar corporal
  • Mejora el estado mental y emocional
  • Mayor equilibrio y estabilidad
  • Reduce presión y dolor en las articulaciones
  • Mejor gestión de tu energía

En resumen, los beneficios de este programa son:

Reduce significativamente tu dolor muscular y articular

Prevención y rehabilitación de hernias discales

Reduce el dolor de hombro y espalda

Reduce el dolor en casos de Fibromialgia

Prevención y rehabilitación de lesiones

Mejora tu higiene postural

Mejora tu estado de ánimo

Fases del servicio

1

Valoración inicial gratuita

Evaluaremos una serie de parámetros que comprenden desde tu alineación postural, la línea de desarrollo de tu dolor, el impacto psicológico que ha ocasionado en ti y tu estado emocional actual, tus desequilibrios musculares, tu calidad de movimiento y tu rango articular.

2

Planificación a medida

En base a los datos obtenidos en la valoración inicial y a tus objetivos, estableceremos las estrategias necesarias para comenzar a trabajar en el origen del dolor, profundizando en la complejidad de su desarrollo y teniendo en cuenta la multitud de factores que lo generan y lo mantienen.

3

Rutina personalizada en vídeo

Diseñaremos para ti una rutina personalizada de Pilates para dolor de espalda y hombro en vídeo en la que se mostrarán los ejercicios a realizar y su correcta ejecución, con el propósito de que puedas realizarlos por tu cuenta a lo largo de la semana, invirtiendo únicamente de 15 a 20 minutos.

4

Practica en casa o en el gimnasio

Podrás elegir realizar tu programa de Pilates personalizado para el dolor de espalda en tu casa o al aire libre con tu propio material, o bien, en tu gimnasio o centro deportivo habitual. Nosotros te guiaremos en todo momento a la hora de desempeñar la práctica.

5

Seguimiento y acompañamiento

Se realizarán reevaluaciones y reajustes periódicos con la finalidad de acompañarte durante todo el proceso y poder reorientar la planificación de los ejercicios si fuera necesario. Asimismo, nos reuniremos contigo vía online una vez a la semana (modalidad premium) o una vez al mes (modalidad estándar) para mostrarte y practicar contigo los ejercicios propuestos.

6

Nos implicamos de verdad

Además de las reevaluaciones semanales, tendremos contigo una comunicación fluida y cercana, en la que comentaremos tus avances, dudas y necesidades, para así, caminar juntos hacia la misma dirección.

Precio y duración de las sesiones

ESTÁNDAR

Pilates personalizado para el dolor de espalda

65€/mes

Primera sesión de valoración totalmente gratuita

1 sesión online en vivo para revisión y práctica + 1 rutina personalizada mensual de Pilates para dolor de espalda y hombro + comunicación constante

Sesión presencial/online: 35€/45 min (adicional)

PREMIUM

Pilates personalizado para el dolor de espalda

165€/mes

Primera sesión de valoración totalmente gratuita

4 sesiones online en vivo para revisión y práctica + 1 rutina personalizada mensual de Pilates para dolor de espalda y hombro + comunicación constante

Sesión presencial/online: 35€/45 min (adicional)

Déjanos un mensaje