Tengo una pierna más corta que la otra

¿Conoces la relación que hay entre la longitud de tus piernas y tu dolor de espalda?

Tener una pierna corta o una pierna larga es más común de lo que piensas. Pero antes de tomar cartas sobre el asunto debes asegurarte de si realmente lo que tienes es una pierna más corta que la otra, debido a una dismetría en la longitud de tus miembros inferiores o si por el contrario (como ocurre en la mayoría de ocasiones), se trata de un desequilibrio muscular a nivel de tu cintura pélvica.

En la siguiente imagen te mostraré un ejemplo de lo que puede llegar a ser una pierna corta estructural o anatómica (real)

(Caso de pierna corta anatómica o estructural (real); causas traumáticas, congénitas o por enfermedad).

Para poder dictaminar si tienes una verdadera pierna corta es importante que solicites una radiografía en la que se capte, desde una posición de bipedestación (de pie) tu cadera, fémures, tibias y pies (ojo cuidado con estos últimos, ya que tus bóvedas plantares pueden ser piezas clave en el desarrollo de una dismetría de este tipo).

En este caso, (y solo en el caso de tratarse de una pierna larga real) el tratamiento más utilizado y accesible suele ser la utilización de un alza en el calzado de la pierna más corta para poder compensar y equilibrar esa dismetría y todos los desalineamientos/dolores que esto te va generar.

¿Realmente tengo una pierna más larga que la otra?

Si, por el contrario, aun teniendo la sensación de tener una pierna más corta, mides las dimensiones de los huesos anteriormente citados y observas que ambos lados tienen la misma longitud, a pesar de que uno esté en una posición más baja que otro, estaremos hablando de una FALSA PIERNA CORTA.

Una falsa pierna corta o pierna corta funcional es una dismetría que se origina debido a un desequilibrio muscular. Estos desequilibrios musculares pueden aparecer a consecuencia de posturas incorrectas mantenidas en el tiempo, malos hábitos a la hora de sentarte, espasmos musculares o disfunciones en la bóveda/arco plantar, rodilla, pelvis y columna.

Como te he contado un poco más arriba, este último caso es el más común cuando se cree tener una pierna más corta que la otra. Pide siempre segundas opiniones y fíate de una radiografía para poder ponerle solución al problema antes de apresurarte a usar un alza.

En este caso (dismetría de tus miembros inferiores a causa de un desequilibrio muscular) no se recomienda la utilización de una plantilla elevadora o alza, ya que, a diferencia de una pierna corta real (anatómica), una falsa pierna corta siempre buscará acortarse y una falsa pierna larga siempre buscará alargarse.

Si usas un alza no estarás abordando el origen de la dismetría, sino que estarás ocultando las causas con un parche que aparentemente puede parecer que te proporciona una solución, pero a medio/largo plazo, estarás acentuando las compensaciones que generará tu cuerpo por ponerle remedio a este desajuste, dando lugar a que tu falsa pierna corta sea cada vez más corta y a que tu falsa pierna larga sea cada vez más larga. Todo esto, sumado a la serie de desalineamientos en tu espalda que implica tener un iliaco más alto que el otro (región lumbar/dorsal/cervical).

¿Por qué tengo una pierna más larga que la otra?

Si la musculatura como el psoas o el cuadrado lumbar se acortan por un exceso de tono o por mantenerlo en un acortamiento constante (sucede cuando pasas mucho tiempo sentado), puedes estar anteriorizando uno de tus iliacos.

Del mismo modo, una inhibición en la musculatura encargada de anteriorizar tu pelvis puede generar que uno de tus iliacos se mantenga posteriorizado, generando así una aparente pierna más corta.

Cuando existe una discordancia entre tus iliacos debido a que uno pueda estar en una posición de anterioridad y otro en posterioridad, aparece lo que llamamos una disfunción iliaca y, puesto que ambas posiciones influyen en la disposición de tu cabeza femoral, esto contribuye a generar una aparente pierna más larga/corta (falsa pierna corta).

Cuando ocurren estos desajustes no tardan en aparecer los siguientes. Una falsa pierna corta hará que tu cadera caiga hacia el lado de la pierna más corta, generando así otro desequilibrio entre la musculatura encargada de estabilizar tu cadera (musculatura abductora y adductora).

¿Por qué me duele la espalda?

Esta basculación lateral de tu pelvis va a generar como resultado que tu columna lumbar adopte una flexión lateral como posición neutral y que más tarde, en un intento compensatorio, aparezca en tu región dorsal y cervical una escoliosis compensatoria, provocando concavidades y convexidades por toda tu espalda (escoliosis funcional).

Estas curvaturas provocadas por un desequilibrio muscular van a ser las causantes de múltiples dolores de espalda, debido a la compresión e irritación en tus carillas lumbares, degeneraciones discales por fuerzas de torsión asimétricas, pinzamientos en tus raíces nerviosas, acuñamientos vertebrales o cualquier otro deterioro en tus discos.

¿Cómo puedo darle una solución?

La solución, como en muchos de tus problemas está en el movimiento, en el ejercicio, pero no lo encontrarás en la actividad física indiscriminada. La solución está en realizar ejercicio terapéutico personalizado, ya que, de no seguir una estrategia, no solo no ajustarás la dismetría de tus miembros inferiores, sino que correrás el riesgo de empeorarla.

Una pieza clave a la hora de ponerle solución al problema va a ser la realización de un programa de ejercicio terapéutico individualizado, ya que, de no individualizar un caso así, es más que probable que des palos de ciego y acentúes aún más alguno de todos esos desequilibrios.

Tener una falsa pierna corta/larga no tiene otra solución más que trabajarla de manera unilateral como hacemos en Pilates para dolor de espalda para así, tras un estudio de tu postura, podamos saber qué regiones son las que nos interesa liberar y que regiones son las que nos interesa tonificar en búsqueda de un acortamiento.

Has de ponerte en manos de un profesional que estudie tu caso, que analice tu postura, tu relación con el movimiento, que conozca bien qué ejercicios prescribirte y qué ejercicios no, que entienda tu problemática y busque encontrar soluciones poniendo el foco en el origen y no en el dolor localizado.

Dicho esto, si crees que tu dolor de espalda puede estar relacionado con un desequilibrio de este o de cualquier otro tipo, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de empezar a planificar una estrategia en la que caminaremos juntos hacia la solución.

2 comentarios en «Tengo una pierna más corta que la otra»

    • Muy buenas tardes Beatriz. Es importante acudir al médico para poder ver mediante una radiografía si se trata de una dismetría real o muscular. Pero en la gran mayoría de casos esta dismetría sucede debido un desequilibrio de fuerzas en la musculatura de la cadera. La mejor solución para esto, es un programa de entrenamiento a medida para esta patología/individuo. Si necesitas ayuda para aclarar tus dudas o para elaborar un programa de entrenamiento terapéutico nosotros estaremos encantados de poder ayudarte. Un fuerte abrazo.

      Responder

Deja un comentario